En esta entrevista, Gabriela Halperín, Directora Ejecutiva de Diagonal, la asociación civil que impulsa la inserción laboral de los mayores de 45 años, reflexiona sobre las dificultades que enfrenta este segmento etario en el mercado laboral y las acciones que llevan adelante para modificar este escenario.

 

Gabriela Halperín es Directora Ejecutiva de Diagonal Asociación Civil, una ONG con 15 años de trayectoria dedicada a la inserción laboral de las personas mayores de 45 años.  Gabriela es psicóloga, profesora, con experiencia en programas de inserción laboral de sectores vulnerables y primer empleo.  En 2016 asumió este nuevo rol en Diagonal y aquí nos cuenta su experiencia con el segmento de los mayores de 45 años, que llegan a Diagonal buscando alguna estrategia alternativa para encontrar empleo.

 

¿En qué momento encontrás a Diagonal cuando asumiste la Dirección Ejecutiva?

Diagonal es referente en la temática de inserción de mayores de 45 en argentina y en la región.  Cumplió el año pasado 15 años; nació en 2001 para ayudar a gente que estaba en situación de calle; un grupo de voluntarios hacía un periódico para que ellos pudieran vender. En 2007 se produce un quiebre, ya no era el mismo país, ven que eso ya no sirve y que hay que dar otras herramientas. Ahí se crea el Programa de Reinserción laboral, que es nuestra perlita. Todo lo que hacemos es para que el programa siga existiendo de manera gratuita, para poder dar más cada vez, para darle crecimiento y visibilidad.

 

¿Cómo evolucionó el programa desde entonces?

Empezamos haciendo la parte técnica de la búsqueda: el cv, la entrevista, la red de contactos, y después se veía la parte emocional, que era optativa. La gente decía: “Uy, ahora que me estoy dando cuenta de todo esto querría volver a hacer la parte del curriculum, porque yo llegué tan enojada, que no pude ni escuchar lo que dijiste sobre ese tema”.   Entonces hubo un viraje y ahora no es optativo lo emocional; de hecho es nuestro valor diferencial respecto a cualquier otro programa.

Cuando digo lo emocional me refiero a que la pérdida de trabajo a esta edad no afecta del mismo modo que a los 18 o a los 30 años.  Las consecuencias son muy tremendas porque afectan no solo a la persona sino a todo el núcleo familiar, y arrastran problemas psicológicos, de salud y sociales. La persona deja de participar y dejan de participarla también.  “Antes me invitaban a jugar al futbol, me dejaron de invitar; no me invitan más al asado”, comentan.  Y de eso no se habla; pasa a ser un tema tabú el desempleo después de los 45 o 50 años; obviamente por la vergüenza que da perder el trabajo.

“La pérdida de trabajo a esta edad no afecta del mismo modo que a los 18 o a los 30 años.  Las consecuencias son muy tremendas porque afectan no solo a la persona sino a todo el núcleo familiar, y arrastran problemas psicológicos, de salud y sociales.”

Con lo emocional, nos referimos a poder contener y acompañar a la persona en este momento particular; que pueda elaborar este duelo por eso que fue y repensar esta etapa como una nueva oportunidad.   La pérdida de trabajo arrastra mucha vergüenza, frustración, mucho enojo con las consultoras, las empresas.  Cuando empiezan a sentarse con sus miedos, a ver qué les pasa, cuando empiezan a despejar el factor de la edad se dan cuenta de que hay cuestiones propias.  Hay que desanudar esto que se armó. Por eso, el Programa se cursa en 7 semanas consecutivas.

 

¿Cómo ves el mercado laboral en relación a este segmento?

Después de la contención emocional -que son 4 encuentros- pasamos a lo técnico: currículum, carta, linkedin, red de contactos.  Después, hacemos el plan de acción y luego tenemos el área de Vinculación Laboral, que es la vinculación con las empresas, nuestra otra pata. Asi como hacemos la contención con la gente, a las empresas llevamos nuestro mensaje: ampliar la conciencia laboral sobre los beneficios de contratar a los mayores de 45. Trabajo durísimo.

Lo que decimos es que abran los criterios, que evalúen por competencias. En la medida en que ponen un criterio duro como la edad nadie puede competir, así sea 45 o 20 años.  Pedimos que abran los parámetros y que quede el mejor.  Así como al de 45 años lo dejan afuera porque le sobra, al de 18 porque le falta. Los dos están excluidos; ¿quiénes son los incluidos? Una franja etaria muy chiquitita, los de 25 a 35 años. Si ves los buscadores de empleo, el 85% de las búsquedas son para esa población.

 

“En la medida en que las empresas ponen un criterio duro como la edad nadie puede competir, así sea 45 o 20 años.  Pedimos que abran los parámetros y que quede el mejor.”

¿Es un fenómeno global?

Depende de las políticas de empleo. En Estados Unidos por ejemplo, no se pueden poner las edades.   En Argentina, hoy existe una Reglamentación del Ministerio de Trabajo del año pasado, por la cual no se puede poner en los avisos la edad y se sanciona a quién la ponga. Pero no se trata de coartar eso; tiene que haber una conciencia más de fondo. Si sólo se sanciona al selector, lo que va a pasar es que en vez de tener 100 curriculums para leer tendrá 500, pero si no cambiás la política… Hay principios de empezar a pensar esto y de eso se encarga el área de Vinculación Laboral.

¿En qué medida se reinsertan?

Después de los 50, en general, no todos vuelven a la relación de dependencia también hay que pensar en auto empleo, emprendimientos; por eso les damos un módulo de emprendedorismo y para aquel que quiere seguir esa línea, tenemos alianzas estrategias con organizaciones para que puedan recibir capacitación de manera gratuita.

Según nuestra encuesta entre las personas que pasan por el Programa hay un 60% de reinserción: lo que contamos es que la persona vuelva a hacer algo, no importa si es en relación de dependencia o independiente, no lo contamos como empleo formal, sino el trabajo como ordenador familiar.   Ellos mismos salen a buscar desde otro lugar. Cambiamos el paradigma:  de pedir trabajo versus ofrecer experiencia, que es lo que tienen ellos; es distinta la posición.

“Así como al de 45 años lo dejan afuera porque le sobra, al de 18 porque le falta. Los dos están excluidos; ¿quiénes son los incluidos? Una franja etaria muy chiquitita, los de 25 a 35 años.”

¿Cuáles son los obstáculos que hay en las empresas para que esto avance?

Hay muchos estereotipos, mucho temor. Los jóvenes tienen ideas creativas, flexibilidad.  La gente grande tiene estabilidad, tiene experiencia de haber manejado gente, de haber pasado crisis económicas; tienen la sabiduría de haber pasado situaciones.

La gente quiere trabajar, probablemente también existe otra situación -pero esto es otro escenario- de aquellos que por ahí no tienen la imperiosa necesidad de trabajar y dicen: “Yo laburé durante 15 horas durante 30 años. Si ahora pudiera volver a elegir, ¿volvería a eso? Probablemente no”.  Es como una segunda oportunidad.  Una persona de 60 es vieja para el mercado, pero es joven todavía, tiene 20 años de vida productiva por delante. No es el ocio lo que quieren, necesitan trabajar.

¿Qué otras acciones realizan con empresas?

Participamos en programas de empleabilidad de empresas, donde nos sumamos como organización social, en una articulación entre empresa, ONGy universidad, donde nosotros buscamos a los participantes e hicimos la contención emocional, y la universidad dio los contenidos técnicos.

Ahora estamos trabajando para una empresa que nos vino a buscar porque sabían de nuestra manera de trabajar desde el lugar emocional, de ampliar la conciencia.  Nos pidieron que los ayudáramos a pensar el desarrollo de los líderes, que resignifiquen por qué quieren estar en ese lugar, para qué.

También nos sumamos a varios procesos de inducción de empresas, en la última parte, para ver qué valores va a poner a jugar la persona en este trabajo, trabajar el ser en el trabajo.

 “Experiencia Diagonal es un evento de recaudación y de difusión de la misión de Diagonal, para transmitir cómo trabajamos y que el mensaje se multiplique.  Lo recaudado nos permite seguir brindando de forma gratuita el Programa de Reinserción Laboral”

¿En qué consiste el evento anual de Diagonal?

Antes hacíamos maratones y empezamos a plantearnos hacer algo que tenga que ver con transmitir cómo trabajamos nosotros, que la gente venga a vivir cómo es la experiencia Diagonal.  Entonces en 2016 hicimos “Experiencia Diagonal”, apuntando a que la gente viniera a vivir la experiencia, en la que algo se iba a llevar, comprometiéndose, involucrándose. Es un evento de recaudación y de difusión de la misión de Diagonal, para transmitir cómo trabajamos y que el mensaje se multiplique.  Lo recaudado nos permite seguir brindando de forma gratuita el Programa de Reinserción Laboral.

Este año, el evento se llama “Experiencia Diagonal: Equipos sustentables: el desafío de construir vínculos de confianza, lealtad y compromiso en las empresas”, y se realizará el 1 de junio de 14.30 a 18hs en el Centro Metropolitano de Diseño.

¿Que tendrían que cambiar las empresas?

Que tomen más mayores de 45 años. Que nos escuchen, pero todo esto va de la mano de que amplíen la conciencia laboral, que se puedan comprometer con acciones a largo plazo.

 

 

Si deseás colaborar como voluntario o donante de Diagonal Asociación Civil, estas son sus vías de contacto:

Diagonal Asociación Civil

www.diagonal.org.ar

facebook: https://www.facebook.com/DiagonalONG

twitter: @DiagonalONG

e.mail: info@diagonal.org.ar

Teléfono: +54 (11) 4381 2946